Grave acusación de LeBrom James a la NBA por racismo y machismo

LeBron James criticó a la NBA por no ser más contundente en su sanción a Robert Sarver, dueño de los Phoenix Suns que fue suspendido por un año y multado con 10 millones de dólares por comentarios rachistas y machistas a sus trabajadores.

 

 

Ya he leído varias veces las historias sobre Sarver. Tengo que ser honesto… Nuestra liga definitivamente se equivocó con esto”, escribió en Twitter la estrella de Los Angeles Lakers. “No necesito explicar el porqué. Leedlas y decidid vosotros mismos. Lo he dicho antes y lo voy a decir de nuevo, no hay lugar en esta liga para este tipo de comportamiento. Amo esta liga y respeto profundamente a nuestros líderes. Pero esto no está bien. No hay lugar para la misoginia, el sexismo y el racismo en ningún entorno laboral”, añadió.

 

LeBron aseguró que “no importa” si quien incurre en este comportamiento es el dueño de un equipo o un jugador. También marcó que este no fue un buen ejemplo de una competición como la NBA que aspira a defender una serie de valores. Esta había anunciado la sanción contra Sarver -también dueño de las Phoenix Mercury de la WNBA y el máximo accionista del Mallorca del fútbol español- un día antes, el martes 13 de septiembre.

 

Diez millones de dólares es la multa máxima establecida en las reglas internas de la NBA, pero en las redes sociales hubo una notable polémica al comparar la sanción con las medidas impuestas en 2014 contra Donald Sterling, entonces dueño de Los Angeles Clippers. En el ojo del huracán por comentarios racistas filtrados a los medios, Sterling fue sancionado de por vida en la NBA, multado con 2,5 millones y obligado a vender la franquicia.

LA GRAVE ACUSACIÓN DE LEBRON JAMES A LA NBA POR RACISMO Y MACHISMO POR EL CASO ROBERT SARVER

En el caso de Sarver, la sanción anunciada fue el fruto de una investigación de la Liga norteamericana surgida a partir de un reportaje de ESPN publicado en noviembre de 2021, que había hablado con más de 70 trabajadores y exempleados de Sarver que le acusaron de racismo y machismo dentro de un ambiente laboral tóxico.

 

 

La investigación de la NBA, que examinó más de 80.000 documentos y que entrevistó a 320 personas entre empleados y extrabajadores, concluyó que Sarver usó en al menos cinco ocasiones un gravísimo insulto racista contra la población afroamericana. La liga también determinó que hizo muchos comentarios sexistas y derogatorios sobre mujeres, aseguró que su comportamiento “humillante” también incluyó “gritos” e “insultos” a sus trabajadores, y señaló que “su conducta violó claramente los estándares comunes del entorno laboral”.

 

 

“Las afirmaciones y la conducta descrita en las averiguaciones de esta investigación independiente son preocupantes y decepcionantes”, expresó Adam Silver en un comunicado al anunciarse la sanción. Y sumó: “Espero que la comunidad de la NBA use esta oportunidad para reflexionar sobre lo que este gran deporte significa para la gente y los valores de igualdad, respeto e inclusión que se esfuerza por representar. En nombre de toda la NBA, pido disculpas a todos aquellos afectados por esta mala conducta”. Con esta sanción, Sarver no podrá estar en ningún acto de los Suns o las Mercury durante un año ni tener ningún tipo de papel en el funcionamiento y el día a día de ambas franquicias.