Ricardo López Correa, coordinador Técnico Nacional de la Federación Argentina de Karate para el programa YOG del ENARD

RICARDO LÓPEZ CORREA ES COORDINADOR TÉCNICO NACIONAL DE KARATE PARA EL PROGRAMA YOG DEL ENARD. EL EXPERIMENTADO SENSEI DIALOGÓ CON DEPORBOX EN SU PASO POR CÓRDOBA. 

 

Del 17 al 20 de junio se realizó un Campus federativo juvenil de karate en el Club Municipalidad de Córdoba donde se dieron cita participantes de diferentes lugares del país. 

“En Córdoba tuvimos la oportunidad de contar con el grupo de atletas que participó de los Juegos Suramericanos de la Juventud en Rosario, están todos los medallistas. Tenemos participantes de Comodoro Rivadavia, Entre Ríos, Jujuy, Salta, Buenos Aires y otras ciudades que por suerte han podido costearse todo el viaje para estar presentes. Se evaluó a más de 40 jóvenes promesas de distintos puntos de Córdoba para el programa de detección de talentos que también forman parte del programa del ENARD, explicó López Correa.

Puede ser una imagen de 11 personas, personas de pie, interior y texto

Además, el Sensei aclaró que los participantes del entrenamiento fueron sub 18, en su mayoría chicos y chicas de 14 a 17 años que son los que forman parte del programa. “Fueron tres días con Giuliana Novak y Julián Pinzás que son los dos entrenadores a cargo de ese programa y que también nos representan en competencias…”

Puede ser una imagen de 5 personas, personas de pie e interior

El principal objetivo al cual apuntan y se preparan cientos de jóvenes karatecas es el campeonato juvenil Panamericano a disputarse en el mes de agosto en el Distrito Federal, México. López Correa destacó: “El karate fue a los Juegos Sudamericanos de la Juventud en Rosario con seis chicos que nunca habían estado compitiendo frente a un rival de otro país, por la pandemia y por distintas razones, porque son jóvenes y nunca habían salido del país. Y de seis chicos construimos una medalla de oro, dos de plata y una de bronce más del 50%, obtuvo medallas, así que como coordinador estoy golpeando los escritorios para que esos chicos puedan ir a competir”.

Con respeto a todo lo que la disciplina deportiva tuvo que transitar con el inicio de la pandemia y la cuarentena el Sensei hizo hincapié en que debieron agudizar el ingenio para no perder a los deportistas. “Hicimos entrenamientos con los campeones del mundo de Azerbaiyán, con personalidades de Europa, con un técnico español que una vez cada 15 días les daba una clase por zoom, también lo hicimos con países vecinos: Chile, México, Brasil. Cada diez días metíamos un entrenamiento donde todo el mundo estaba entrenando online”.

López Correa se mostró esperanzado ya que fueron muy pocos los que se quedaron en el camino teniendo en cuenta que se suspendieron los Juegos de Dakar 2022, que eran los Juegos Olímpicos de la Juventud luego de Buenos Aires 2018. También hizo mención sobre que no estarán los olímpicos de París 2024 y no pierden las esperanzas de que se revierta para Los Ángeles 2024 y puedan llegar bien preparados y con un respaldo. Destacó que es muy importante que la Confederación del país anfitrión más la Federación se propongan que la disciplina esté presente.

Un apasionado del Karate, Ricardo López Correas se inició en 1964. Fue atleta del seleccionado hasta los 32 años de edad, luego paso a ser entrenador y ahora desde el lugar de dirigente continúa trabajando para la disciplina deportiva que le dio y le da todo. “El karate es parte de mi vida y lo que veo es que los que vienen atrás tienen la misma pasión así que hay que renovar. Julián Pinzás y Giuliana Novak cuando eran juveniles entrenaban conmigo y viajábamos representando al país y hoy ellos están llevando esa bandera. Quiero destacar el trabajo de ellos porque son gente muy preparada. Julián es kinesiólogo y es campeón panamericano de los Juegos de Toronto y Giuliana es la primer mujer argentina campeona panamericana en el deporte. Tienen mucha preparación física no es gente que está improvisando. Es gente preparada y con mucho talento para transmitir”. 

En el cierre del dialogo las anécdotas se hicieron presente: “… me acuerdo que fui a competir al Campeonato del Mundo en el Cairo, Egipto en 1988. Viajábamos con una compañía europea y se me perdió la valija con toda mi ropa de competición y no tenía plata para comprarme otra. Tuve que competir con una ropa que me quedaba inmensa, de eso no me voy a olvidar nunca en mi vida”. “Otra que quiero compartir es poder estar hoy con Julián que empezó karate conmigo a los cinco años y hoy tenerlo trabajando es una enseñanza de que el legado está vigente y de que hemos hecho bien las cosas para que estos chicos estén al frente del seleccionado nacional”. 

Como tantas otras disciplinas deportivas el Karate va dejando huella y cada vez más son los niños y niñas que se dan cita en el tatami para comenzar y hacer el camino hacia el alto rendimiento o simplemente como una práctica recreativa. Hoy el país cuenta con importantes karatecas que nos representan y llevan la celeste y blanca en alto.

El sensei Correa tuvo el agrado de visitar el palacio Ferreyra junto a un grupo de jóvenes que no lo conocían.

El ENARD como entidad siempre les pide que los chicos además de enfocarse y crecer en la disciplina puedan acercarse a la cultura y que siempre se lleven una enseñanza más.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen