Juan Domingo Viola: Los CPC cobran vida operativa a partir de la gestión de @MartinLlaryora

Luis: Juan, muchísimas gracias por recibirnos y buenas tardes.

Juan: Gracias a ustedes por visitarnos, por preocuparse por las cuestiones de participación ciudadana y que atañen a los Centros Vecinales y a las Instituciones Barriales.

Luis: No es la primera nota que brindas en esto de la participación ciudadana. Comenzó como una continuación de algo que hacía mucho venían haciendo, más allá de la pandemia que nos agarró justo. Recuerdo hace un año y algo más, comenzaron a apostar fuerte por la participación. Han crecido notablemente en cuanto a la propuesta que le están llevando a la gente.

Juan: Sí. En principio, el pedido del Intendente Martín Llaryora era poner en marcha los institutos de participación que tiene el Municipio desde la junta de participación, que es el espacio que nuclea a la totalidad de las instituciones de una jurisdicción de un CPC, Centro Vecinal, instituciones religiosas, educativas, comedores, fundaciones y más. Se juntan en la Junta de Participación, que ya están las trece integradas desde los trece CPC y discuten el plan de mejoramiento distrital. Es un plan, luego de un diagnóstico elaborado por los técnicos municipales, que termina en el proyecto de presupuesto para el año 2022, es decir, a los fines de ejecutar en el próximo año.

Otro de los Institutos fuertes que estamos poniendo en marcha es el presupuesto participativo, ya llevamos un 13% ejecutado. La decisión del Intendente para este año es llegar a 100 barrios con presupuesto participativo, y así para el año que viene, y el último año de esta primera etapa… Gestión.

Completar los 300 barrios es una expericiencia de micro-problemática de micro-obras de pequeños servicios que hay que cumplir en un barrio, decidido por los propios vecinos en los talleres de presupuesto participativo, es decir, recursos puestos a disposición de los vecinos para que ellos nos digan qué hacer, y después de todo este tema de fortalecer toda la política de centros vecinales y de vecinalismo que viene desarrollándose muy bien con contadores puestos por el municipio con una cuenta bancaria gratuita con el Banco de Córdoba, la diplomatura en la Universidad Villa María de Vecinalismo, ayuda económica para terminar sedes, afrontar todos los problemas que han tenido los Centros Vecinales durante la pandemia… Bueno, es una política de participación el potenciar los canales de participación y como nos guste decir, una revolución participativa en los próximos años.

Luis: Hablas de revolución… La semana pasada, hace unos días nomás, en la inaguración en el CPC Empalme, todos la conocieron. Yo quiero que me cuentes qué significa para la participación ciudadana en proyección, lo que empezó en Empalme.

Juan: Bueno, básicamente la inaguración del primer Centro Operativo de la historia de la Municipalidad de Córdoba, es una decisión fuerte del Intendente Martín Llaryora y de toda su gestión, que se modifique todo lo que es la prestación de servicio en el municipio, es decir, un servicio que quede más cerca, que llegue más rápido, que tenga mejor equipamiento y prestación de servicio, es decir que es eficiente.
Hoy desde el alto donde están ubicadas de manera centralizada las cuadrillas para ir a cualquier barrio, por ejemplo del CPC Empalme, que es el primero que es inaugurado, en una hora, hora y media para ir y volver, dependiendo del tránsito para ir. Eso te genera que se pueda confirmar la rapidez y eficiencia mencionada.

Primero, eso de estar en la institución más cercana que tienen los vecinos de Córdoba y que el municipio tiene desplegada en la ciudad, que son los CPC, cuadrillas, áreas operativas desplegadas en esos lugares. Completando la idea de centralización, tuvimos la descentrealización administrativa, ahora venimos con la descentralización operativa y en términos de participación es importante por dos aspectos: primero porque la decisión está en cabeza de los CPC de los directores, de los funcionarios, de los jefes de área de esos lugares, pero dónde va la máquina, el hidroelevador, los camiones, es decidido de manera participativa con los Centros Vecinales, porque son los que conocen dónde están las paradas de colectivo, cuáles son los lugares donde juegan los chicos, por dónde está la escuela, cuáles son los recorridos hacia las zonas comerciales de cada uno de los barrios.

Ellos son principalmente quienes tienen que sostener esos espacios operativos, con ellos se deciden y por otro lado, si no llega la solución, la gente deja de participar; pues yo participo en un centro vecinal, precisamente porque quiero mejorar la vida de mis vecinos de mi barrio, si la solución no viene, nos queda la desilusión, el desamparo, y uno deja de ponerle la misma voluntad, o no participa más, retirando la creencia en éstas instituciones. Cuando la respuesta es más rápida, la gente cree en la participacion y apuesta a eso.

Luis: Hablas de Centro Vecinal y de amparos. Sobre eso, me viene a la mente el proyecto de los noventa y nueve años para aquellos que ocupen el lugar, digo, que tranquilidad les debe dar a esas personas que participan de saber que van a estar por un rato largo en dicho inmueble sin tener ningún tipo de inconveniente y sobre todo para que las políticas se vuelvan mitos, que al cambiar los gobiernos no vuelva a foja cero, podrán tener una continuidad, por lo menos en ese sentido.

Juan: Sí, todos los Centros Vecinales que tienen su sede o espacio en un un inmueble municipal dado en comodato, esto se daban por diez años, se vencían y había que renovarlos con toda la dilación que eso generaba, que cada una es una ordenanza, así que el Intendente y la Secretaría de Participación enviamos al Consejo Deliberante que se lo faculte al ejecutivo a hacer un comodato por noventa y nueve años, cosa de evitar los vaivenes de la política, su dependencia y del que esté de turno en ese momento, tenga ganas o no de darle un Centro Vecinal, el espacio físico que le corresponde.
Con esto venimos a saldar, creemos, una necesidad de que tenga seguridad jurídica de que si ponen un ladrillo o alguna infraestructura en ese espacio físico, tengan la seguridad de que es de ellos, de los vecinos, del barrio.

 

Luis: Hablamos de pandemia. Lógicamente no soy epidemiólogo, pero primero que en los dos últimos años ha sido un tema medular, y segundo, he visto que los centros en sí han tomado (por orden del Intendente), un protagonismo fundamental.
Venimos de dos semanas bajando los casos, ¿Sos optimista? ¿Pensás que se empieza a ver la luz? ¿Falta mucho? ¿No hay que relajarse? Quiero un mensaje en ese sentido.

 

Juan:Y de todo un poco. Creo que falta mucho. Todavía hay un grueso de población sin vacunarse Gracias a Dios y a la política que se viene desplegando de vacunación, se ha alcanzado. Si vos me decís cuándo te pensabas estar vacunando, yo tengo la primera dosis, la segunda será en octubre o noviembre de este año y muchos de mi edad o generación dijimos “ah mirá, ya está, esa primer dosis ya la tenemos”.

Hay que seguirse cuidando de manera extrema. Todavía son muy altos los casos que estamos teniendo en las grandes urbes de la Argentina. Si uno compara lo que fue la primera ola de octubre con la segunda, prácticamente que duplicó y estamos a los niveles de la inicial. Está bajando, pero se mantiene.

Somos optimistas, creemos que es una pelea que se está dando en el grueso de la sociedad, peleamos contra esta pandemia. Desde el Estado Nacional, Provincial y Municipal damos la pelea, generamos condiciones. De hecho, los CPC se han convertido prácticamente en clínicas, en centro de hisopados… Uno dice “che, me tengo que hisopar”, y piensa en el CPC. Fue una decisión fuerte del Intendente con una gran inversión del municipio en testear, que es una de las cuatro patas fundamentales para pelear con la pandemia; lo otro es la vacunación, prevención y después la atención a los casos de enfermedad, centralmente el hisopado es para evitar nuevos contagios.
Hay que cuidarse, sobre todo a los más grandes, aunque el virus no entiende de edad. Prudencia, y sobre todo, aconsejando del cuidado hacia el otro, poner el ojo en uno mismo pero también en los ámbitos de trabajo, educativos, cualquier actividad.

 

Luis: También, algunas partes buenas. Hace años que se habla sobre innovación tecnológica. La pandemia obligó a algunos cambios que creo van a quedarse de una manera muy positiva y te digo porque los veía, inclusive en este espacio que difunde lo de los centros. Ustedes a lo mejor tienen hasta más reuniones que cuando son presenciales, porque veo Zoom permanente y esto trae un hilo positivo ante tanto dolor de tantas cuestiones, ¿No?

 

Juan:Sí, es un proceso que estaba pero muchos no lo conocíamos. De reuniones virtuales a distancia, por ejemplo, nosotros, uno desde esta Secretaría trabaja en juntarse, reunirse, acercarse, asambleas y talleres, con lo cual, ha sido muy difícil esta etapa de pandemia porque está recientemente lo de la participación, pero a través de los avances tecnológicos ha constituido las trece juntas de manera virtual, un hecho histórico. Comenzamos un taller de manera semipresencial de presupuesto participativo. Tenemos reuniones con los centros vecinales permanentemente a través de zoom. El día del Vecino hicimos un streaming para todos vecinalistas, que salió y lo pudieron seguir por su celular, notebook, su televisor (vía Youtube). Va de la mano también con el proceso de modernización del Estado que se ha acelerado.

La semana pasada estuvimos intregando casi 500 computadoras nuevas para los CPC.
Una de las primeras decisiones del Intendente es que tengamos Ciudadano y Expediente Digital, que lo podamos acercar y le facilitemos los trámites al vecino por medio de los avances tecnológicos. Vos hoy podés hacer desde una habilitación, hasta abrir un expediente con tu dispositivo tecnológico.

 

Luis: Aparte, Juan, perdoname que sea muy corto en eso que lo he descubierto ahora por otra generación de la cual soy. No tan solo la presentación de la nota o trámite. El seguimiento es tan espectacular cuando es tecnológico, no tan solo para la presentación.

 

Juan: Todo te lo agiliza la tecnología, antes era ir a una ventanilla y sacar un documento, presentar otro, mandar la fotocopia, traer la foto. No debe ser así, el mundo marcha hacia otro lugar y el Estado en esto se moderniza.

Desde el Intendente Martín Llaryora hasta todo el equipo estamos obsesionados en que Córdoba puede y lo estamos haciendo. El Estado es más moderno, ágil, rápido y no hay demandas del ciudadano, del contribuyente o reclamos de tiempo, sino que al contrario, lo puede hacer desde la casa o el trabajo.

 

Luis:Esto se hace sobre todo para la gente, un montón de personas que necesita enterarse y siempre me gusta dejarle al protagonista una pregunta abierta de algo que quieras de los que se enteran por los medios y demás, algo para destacar, y además agradecerte en tamaña gentileza de recibir a Deporbox de la manera que lo hacen siempre aquí.

 

Juan: Que acompañen y se cuiden muchísimo. Por otro lado, iniciamos después por decisión política de Llaryora luego de 25 años, un proceso que hace mucho tiempo le hacía falta a Córdoba, que es la descentralización operativa. Lo cuidemos, defendamos y fortalezcamos entre todos en esto de decir “trabajemos en equipo, codo con codo”, es una prioridad que lo hagamos nuestro. Por algo en su momento no se dió, y ahora sí. La descentralización vino para quedarse, la lógica del Estado Municipal ha cambiado, la tenemos que cuidar. Los canales están abiertos, están todos invitados.