Concejo Deliberante: El proyecto de declaración de emergencia en el trasporte fue aprobado en la Comisión, cuenta con despacho para ser tratado en la próxima sesión especial convocada para mañana viernes, desde las 16:30 en el Recinto

Gacetilla sobre la reunión de Comisión de hoy con la presencia del secretario de Movilidad, Marcelo Mansilla acerca de la declaración de emergencia en el TUP.

  • El secretario de Movilidad reveló que durante la pandemia el boleto de transporte urbano debería costar $ 236

Si se considera la merma en la cantidad de kilómetros recorridos y la baja en el corte de boleto. Se avanza hacia una situación de emergencia que permita conservar las fuentes laborales, las frecuencias para los usuarios y el boleto al mismo precio.

“Si no tomamos la decisión de contar con la declaración de emergencia, no podríamos reestructurar el sistema de transporte. Y nos quedaríamos sin nada. Porque hay muchas líneas y kilómetros improductivos. Que debemos cambiar para volverlo sustentable”, describió el secretario de Movilidad municipal, Marcelo Mansilla, respecto de la crisis que atraviesa el transporte urbano de pasajeros en tiempos de pandemia en nuestra Ciudad.

Mansilla se presentó ante la Comisión conjunta de Servicios Públicos y Legislación General del Concejo Deliberante para exponer la realidad del transporte urbano en Córdoba ante la inminente declaración de emergencia que será debatida y tratada en la sesión de mañana viernes.

Lo acompañaron el subsecretario de Movilidad, Gonzalo Guevara, y el director de Movilidad, Luis Oscar Ibarra. La Comisión fue presidida por los concejales Juan Domingo Viola y Martín Córdoba.

Sobre la emergencia, Mansilla amplió ante los integrantes de ambas comisiones: “Estas acciones son tendientes a garantizar la fuente de trabajo. Sin estas decisiones las empresas son insostenibles. No queremos desequilibrar el sistema, queremos hacerlo sustentable en esta crisis. Son medidas extraordinarias y urgentes, que el contexto nos demanda”.

El transporte urbano de pasajeros viene sufriendo una profunda crisis en el marco de la cuarentena que rige desde el 20 de marzo en todo el territorio nacional. Para contextualizar la situación, son destacables los siguientes datos: en el primer semestre de 2020, en comparación con igual período de 2018, la caída en el corte de boleto por cantidad de pasajeros que subieron a los colectivos fue del 60 por ciento. En tanto que las unidades recorrieron un 40 por ciento menos de kilómetros.

Si se tienen en consideración estas mermas, el boleto debería costar a la fecha, en términos de costo-rentabilidad: $236. Mansilla aclaró que se procura conservar el costo actual del boleto ($ 31,90), mantener frecuencias adecuadas a la nueva realidad y conservar el 100 por cien de los trabajadores.

La Ciudad de Córdoba tiene un porcentaje del 37 % del valor del boleto subsidiado por Nación y Provincia. El resto surge del monto que abonan por pasaje los usuarios.

“Los 650 mil pasajeros diarios que circulaban antes de la pandemia no van a volver. Cada sector de la economía cuenta con su plan de movilidad. Además, el home office llego para quedarse. Al igual que el e-learning. Esta nueva normalidad nos obliga a consolidar las líneas troncales, aprovechar mejor los horarios meseta, readaptar la ingeniería de las trazas, planificar medios de transporte alternativos, como el ferrourbano o la bicicleta”, expresó el funcionario.

Mansilla enfatizó en que no buscan propiciar la industria de los juicios con las actuales empresas prestatarias de los servicios, que tienen asignados los recorridos. Por ello es que se requiere de la declaración de emergencia para poder implementar los cambios necesarios sin generar conflictos con las empresas.

Juan Domingo Viola, por su parte, resaltó que el plazo de la emergencia es por un año con posibilidad de ampliarse debido a que “las consecuencias económicas de la pandemia aún no inciertas, por eso el plazo prorrogable”.

Sobre el trasporte irregular u otros medios de movilidad no oficiales, el secretario dijo: “Jamás vamos a propiciar el transporte irregular. Queremos trabajar con las empresas, con las unidades habilitadas. Y si tenemos que convocar en el marco de la emergencia algún otro prestador, será con la técnica, los seguros y el parque móvil autorizado. No vamos a avalar ni servicios masivos ni particulares que no estén regulados ni homologados. No está en nuestro pensamiento contratar al transporte escolar. Le hemos dado ayuda desde otra forma, pero no asignándoles las trazas o recorridos”.

A los usuarios les pedimos más que nunca que tengan confianza en nuestro trabajo. Qué estamos llevando adelante junto al intendente Llaryora. Nada estamos haciendo para perjudicarlos. Es importante que sepamos que nadie estaba preparado para recibir una pandemia y hoy debemos darle un giro al sistema. Les queremos agradecer la compresión y la paciencia. Y pensamos que un mejor servicio puede surgir a partir de esta declaración de emergencia. No está ligada en absoluto a la negociación salarial que llevan adelante los gremios junto a los trabajadores”, cerró Mansilla.

El proyecto de declaración de emergencia en el trasporte fue aprobado en la Comisión, cuenta con despacho para ser tratado en la próxima sesión especial convocada para mañana viernes, desde las 16:30 en el Recinto Legislativo del Concejo Deliberante.