CKARI CANI MANSILLA: “EL BOXEO ME SACÓ DE LA CALLE Y ME DIO DISCIPLINA” Por Mariano García Miqueo

1032

Por Mariano García Miqueo
Con los colores laborales y deportivos del Surrbac impregnados, el peleador
de barrio Argüello avanza a paso firme en su prometedora carrera pugilística.
Un noqueador que demuestra en sus palabras, que sus sueños e ideales son
tan solidos como sus puños.
Ckari… ¿Cómo y porqué te metiste en el boxeo?
-Yo me metí en el boxeo porque mi viejo no quería que anduviera tanto en las calles de
un barrio tan difícil como en el que yo me crie. Y la verdad es que nunca me imaginé
estar en esta situación de privilegio que este deporte me ha brindado. El boxeo me dio
disciplina, y entre muchas cosas más, un trabajo estable como el que hoy tengo. Y gran
parte de todo eso se los debo a los dirigentes del Surrbac, del cual soy parte tanto en
lo laboral como en lo deportivo. Les debo muchísimo a Mauricio Saillen y a Pascual
Catramone, que como si fuera poco, en lo deportivo fundaron el Club Amsurrbac y a
través de este representamos de muy buena forma a Córdoba.
Gestaste una muy buena carrera amateur que vale la pena destacar en
logros.
-Como amateur en 2012 gané los Torneos Nuevos Valores y KO a las Drogas, y fui
elegido por la Confederación del Deporte como el mejor boxeador de ese año. En 2014
obtuve el Premio Estimulo que entrega el Diario La Voz del Interior; fui Campeón
Provincial defendiendo con éxito ese cinturón en varias oportunidades e integré la
Selección Cordobesa en un Campeonato Nacional Amateur, y a pesar de que no pude
subirme al podio, hice un muy buen papel.
Después de superar a todos tus rivales en Córdoba, en octubre de este año
fuiste supuestamente a pelear por el cinturón sudamericano supergallo y, a
pesar de ganarlo, la FAB no te lo otorgó. Contanos que pasó.
-La verdad es que no sé qué pasó, porque yo gané la pelea legítimamente, pero la FAB
me sacó el título en los escritorios. Igualmente estoy muy contento porque tuve la
suerte de que Carlos Tello, quien es mi Promotor, molesto con esta situación, porqué
todo el ambiente boxístico había promocionado esta pelea como titular y después nos
salieron con que no era así, se puso a trabajar muy duro para recompensarme y pudo
ingresarme al ranking de la OMB (Organización Mundial de Boxeo) donde ahora me
encuentro ubicado en el puesto quince de ese organismo y estoy habilitado para
combatir por un título mundial. Esto me da mucha tranquilidad de cara a lo que viene,
y se lo debo a Carlos y a la gestión de su socio, el uruguayo Sampson Lewkowicz.
Una frustración así siempre genera sed revancha inmediata ¿Ya tenes
compromiso pactado para reaparecer en 2020?
-Estoy esperando que mi entrenador regrese de su estadía en México por un
compromiso laboral, y de donde me va a traer novedades sobre el tema. Pero
seguramente voy a reaparecer en enero o febrero y con muchas chances de que sea
fuera del país. Mientras tanto estoy trabajando muy fuerte para eso. Tengo paciencia
para esperar mi momento de revancha y sé que voy a reivindicar esa injusticia del
sudamericano.

Y hablando de tu entrenador, ¿Cómo se convive en el día a día con un
entrenador tan exitoso como Cesar Coronel?
-El profe Cesar es muy exigente y activo a la hora de trabajar, pero el buen presente
que tenemos todos en Amsurrbac se lo debemos a él. Yo, por ejemplo, hace tres años
que no pierdo una pelea y en gran parte se lo debo a su trabajo. Sinceramente, tanto
yo como el resto del equipo le tenemos muchísima confianza.
Sabemos que dentro de Amsurrbac sos parte de un sólido grupo de trabajo.
Contanos como es un día de trabajo cotidiano allí y como está compuesta esa
familia boxística.
-El cuerpo técnico lo conforman el profe Cesar Coronel, que está a cargo de los
profesionales, y Emanuel Espinosa al frente de los amateurs. Los profesionales somos
Agustín León, Maico Sommariva y yo, en lo que concierne a los empleados del Surrbac.
Pero después también son parte de nuestro equipo Ricardo Aquino y Héctor Sarmiento.
Tanto deportistas como técnicos somos muy unidos, y con el apoyo incondicional de
nuestros dirigentes, trabajamos duro para seguir llevando al boxeo cordobés a lo más
alto.
¿Para qué está Ckari Cani Mansilla en el boxeo?
-Como la mayoría de los boxeadores, yo sueño con lo más alto que es un título
mundial. Pero voy despacio y atravesando de a poco lo que se cruza en mi camino.
Pero te confieso que hasta donde pueda llegar voy a ser inmensamente feliz.
Muchísimas gracias a Deporbox por esta nota, y tampoco quiero dejar de agradecer a
mis compañeros de laburo, a Mauricio y Juan Saillen y a Pascual Catramone por el
apoyo cotidiano. Sin todos ellos, mis logros alcanzados no hubieran sido posibles.