Dino Oliva, el arquero chaqueño que es además el cocinero de la pensión del club donde juega

0
30
Dino Oliva es el arquero de Argentino Peñarol en Liga Cordobesa y es el cocinero de los 15 juveniles que están en la pensión del club. Una herencia familiar y su función como “hermano mayor” de los pibes.

Dino Oliva tiene unos ocho años y en el club Sportivo Español, de Villa Ángela, en Chaco, observa detenidamente como su abuelo Ceferino y su papá Víctor cortan con paciencia las verduras para cocinar un guiso que alimentará a los jugadores de la primera del equipo de su barrio.

Inconscientemente, Dino hace un viaje en su cabeza hacia ese momento mientras realiza lo mismo: arremangado y con un repasador rojo en el hombro izquierdo, prepara un pollo con verduras que alimentará a los 15 juveniles que viven en la pensión que posee Argentino Peñarol en su estadio, en el corazón de barrio Argüello.

Oliva, con 27 años y un largo recorrido desde que decidió ganarse la vida como arquero, no tiene título de cheff pero aceptó ese trabajo en Peñarol porque lleva la cocina (como al fútbol) en la piel, como una herencia familiar.

-No te interesaría arrancar a cocinarle a los chicos en la pensión. Probemos si te gusta. Obvio, que será aparte del sueldo por jugar-le propuso el dirigente “Lito” Fernández, a inicios de febrero de este año.

-Sí, más vale. Arranquemos-contestó Dino.

“Esto arrancó a principio de año, cuando los dirigentes buscaban cocinero para los chicos de la pensión. Yo cuando llegué al club para jugar el Federal B vivía en el departamento que tiene Peñarol en el centro. Ahí vivíamos con ocho chicos y yo era el encargado de cocinar para todos. Siempre me gustó la cocina y no tenía drama. Me hice amigo de un dirigente, ‘Lito’, y a él se le ocurrió. Ahí nomás me decidí, me gusta, no me cuesta hacerlo. Tiene un rédito económico que también ayuda. El 3 de febrero me presenté y los chicos empezaron a llegar a la pensión. Arrancamos con 15 juveniles”, dice Dino.

Su nombre y apellido son reconocidos en el fútbol de Córdoba, al que llegó siendo adolescente desde Chaco tras el sueño de triunfar. Sueño que todavía lo acompaña.

El Club Atlético Argentino Peñarol, fundado el 12 de octubre de 1908, es uno de los equipos tradicionales de la Liga Cordobesa de Fútbol. Y en los últimos años se ha caracterizado por ser un animador constante. Llegó a jugar el Torneo Federal B entre 2014 y 2017. Ahora, intentará volver a escalar desde el próximo Regional Amateur 2020.

Oliva es el que vuela de palo a palo para evitar que le hagan goles a Peñarol. Y también el cocinero que aconseja a los juveniles que son el futuro de la institución.

Algo que aprendió bien de chico, en Villa Ángela, Chaco, mirando a su papá y a su abuelo.

mundod.lavoz.com.ar