Sale una Nueva Edición de la Revista Deporbox.(Nota a la Legisladora)

0
133

Legisladora Nilda Azucena Roldan
Propulsora de la Equidad en el Deporte

Por: Quique Lobos

De repente en la sala de reunión de comisiones de la Legislatura de la Provincia de Córdoba se reunieron un grupo numeroso de reconocidas actoras del deporte de Córdoba que convocadas por la legisladora Nilda Roldán describían una realidad que merecía una mirada diferente.

Entre los invitados estaba el Legislador Héctor Oscar “el Pichi” Campana quien preside casualmente la comisión de deportes y otras legisladoras que también escuchaban y tomaban nota de la realidad que les duele a las mujeres del deporte.

Todo había surgido unos días antes, cuenta Nilda Roldán: “Me llegó una boxeadora con un pedido que me sorprendió. Ella tenía que ir a combatir a otra provincia para defender un título y necesitaba tiempo para entrenar. Ella usa sus períodos de vacaciones para entrenar y viajar a competir, pero para esta oportunidad necesitaba tomarse unos días extras para terminar su preparación. Trabajaba en una empresa de renombre y me llamó la atención que su departamento de Recursos Humanos no considerara sus pedidos. Solo nos pedía que como legisladora intercediera para que se le otorgaran esos días, que ella después devolvería trabajando tiempo extra. Hablé con otras mujeres legisladoras hicimos el pedido y se lo negaron. Eso me llamó la atención por la falta de flexibilidad.”

Y continúa relatando la legisladora Nilda Roldán: “Empecé a averiguar porque había varios reclamos de deportistas que denunciaban situaciones de violencia y abusos que sufrían en el deporte. Falta de paridad en los premios y remuneraciones que sufren las mujeres con respecto a los deportistas varones, diferencias que a veces superan el 50%. Esto motivó que hiciéramos esa reunión a la que asistieron muchas mujeres de diferentes deportes, tanto jóvenes que recién comienzan, otras consagradas, entrenadoras, dirigentes y hasta periodistas que nos mostraron un panorama que necesita de una urgente legislación. Que estuviera allí “Pichi” Campana ayuda mucho porque él conoce cómo funcionan las instituciones del deporte y será de gran ayuda”.

Y sobre este tema Nilda Roldán concluye: “Debemos dirigir nuestra mirada sobre la realidad de la mujer en el deporte. No quiero que queden vacíos legales y por eso estoy trabajando para reunir varios equipos de especialistas para que este proyecto entre a la cámara antes de que termine este período legislativo, en diciembre.”

Este podrá ser capaz el último proyecto que impulse esta dirigente sindical formada junto a la diputada nacional Alejandra Vigo en el Sindicato de amas de casa que ya va terminar su mandato. “Nunca dejo de estar en el Sindicato, pero no sé qué será de mi futuro político”, y se apresura a aclarar: “será lo que el gobernador Juan Schiaretti y la diputada Vigo necesiten o digan que puedo serles útil”.

Su compromiso militante es claro al señalar: “No importa quien vaya a terminar la obra, lo importante es iniciarlo y que luego el objetivo se cumpla. Este 2019 fue un año complicado porque hay muchas elecciones y eso comprime los tiempos de trabajo”.

A modo de reseña de su trayectoria Nilda Roldán comenta: “A los 20 años era una estudiante con sueños que me puse objetivos y desafíos para la vida, en lo político y lo social de cambiar

el mundo. Cuando ingreso al sindicato de Amas de Casa, tomo contacto con Alejandra Vigo y ella me entusiasmó en la lucha por la ley de la Jubilación de Amas de Casa. Había muchas injusticias para una importante franja etaria. A mí me atravesó esa realidad, cuando conozco a Alejandra. Yo provengo de una familia de 11 hermanos, nacidos en Catamarca, yo criada en Córdoba desde los 3 años. Vi a mi madre “Delicia” trabajar toda la vida, enviudó a los 59 años y si no hubiera tenido el apoyo de sus hijos, que ella nos crio unidos, cuando ya no pudo trabajar más (no tenía jubilación, ni recursos) debimos sostenerla con el aporte de cada hijo que trabajaba. Cuando Alejandra propone la jubilación de ama de casa ese fue mi objetivo y compromiso social. Cuando empezamos a caminar el interior para que las mujeres se sumaran a este objetivo de la Jubilación lo que nos marcaba era que cuando preguntábamos: ¿en que trabajan?, nos decían: “en nada, soy ama de casa”. Era muy ingrato porque en la casa se trabaja 24 horas, los 365 días del año, para toda la familia (sin remuneración) y muchas veces sin evaluación porque ni las gracias te dan. Descubrir cuanta gente no era capaz de comprender eso me hizo redoblar esfuerzos. Cuando salió la ley mi mamá ya había fallecido, pero tenía hermanas más grandes que yo y trabajadoras independientes que también quedaban fuera del sistema. Conseguir esta ley fue un homenaje a mi madre y esas mujeres. Después se consiguió que también se jubilen los varones”.

Ella misma recuerda sus principales obras en la legislatura con humildad: “La principal preocupación que traje a la cámara fue la cuestión de género, el empoderamiento de la mujer. La Violencia de género, acompañar desde la legislatura las iniciativas que se creaban en el ejecutivo”.

Pero quizás uno de los proyectos que atesora como propios por la envergadura y la necesidad de miles de mujeres fue generar un proyecto que tiene que ver con la salud, que ingresó a la cámara en diciembre de 2018, y está en la Comisión de Salud que preside Daniel Paserini y es el de la Ley de Endometriosis, una enfermedad que afecta a las mujeres. No está considerada en el vademécum de salud, comienza en la edad de menstruación con dolores que son insoportables. Lamentablemente si no llegamos a tiempo puede terminar en un cáncer o la perforación de otros órganos. Se debe reconocer como enfermedad para hacerles campañas de prevención, darle la cobertura necesaria a través de las Obras Sociales porque, aunque hoy no tiene cura, se puede mejorar la calidad de vida. Ojalá se lo pueda aprobar antes del 10 de diciembre.

Este es el trabajo silencioso de una legisladora como Nilda Roldán que gracias al ejemplo de su madre puede hoy resumir en hechos y acciones concretas un periodo de gestión legislativa ejemplar