La delegación albiceleste sumó nuevas medallas con la esgrima y el raquetbol

0
67

La esgrima y el raquetbol sumaron ayer nuevas medallas, dos de plata y la misma cantidad de bronce, para la delegación argentina que compite en los Juegos Panamericanos de Lima.
La argentina María José Vargas se quedó con la medalla de plata en la competencia femenina individual de raquetbol al perder en la final con la mexicana Paula Longoria, 2-0. Los parciales de la victoria de la deportista mexicana, que se llevó el oro, fueron de 15-7 (26 minutos) y 15-9 (30 minutos). Otra argentina, Natalia Méndez, compartió el bronce con la colombiana Adriana Riveros. Longoria ya había sido campeona panamericana en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y de Toronto 2015, y se mantiene invicta desde el año pasado.
Por su parte, los hermanos Isabel y Pascual Di Tella consiguieron medalla de bronce y plata respectivamente en la competencia de esgrima.
En la final de sable, Pascual perdió ante el estadounidense Daryl Homer por 15-13 y se quedó con la presea plateada, en tanto que Isabel, en espada, perdió en semifinales ante la venezolana Patrizia Piovesán, por 15-12.
La actuación de Pascual entra en la historia, ya que es el primer argentino finalista en el sable masculino de los Juegos Panamericanos desde Winnipeg 1967, cuando Román Quinos perdió con el estadounidense Anthony Keano. Cuatro años después, en Cali 1971, Quinos obtuvo la medalla de bronce.
La medalla de Isabel es la tercera para Argentina en la historia de esta categoría en Juegos Panamericanos, donde Elida Agüero fue bronce en Winnipeg 1999 y Guadalajara 2011.

Natación
En tanto que el martes por la noche, Virginia Bardach coronó una magnífica primera jornada para la natación argentina y se adjudicó la final de los 200 metros mariposa femenino, en el marco de los Juegos Panamericanos Lima 2019.
En el natatorio cubierto de la Villa Deportiva Nacional, la cordobesa estableció un tiempo de 2m. 10s. 87/100 para la distancia, marca con la cual se adjudicó el oro.
Mientras que ayer, durante la ronda clasificatoria, Santiago Grassi logró la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en los 100 metros mariposa con un registro de 51s 92 y avanzó a la final panamericana que se disputaba anoche.