Francia queda al borde del K.O. en la final de la Copa Davis

291

Pierde por 0-2 en Lille ante Croacia después de las derrotas de Chardy y Tsonga ante Coric y Cilic en los dos primer

A Yannick Noah, capitán de los anfitriones, le salió mal la arresgada apuesta de prescindir de Pouille

La arriesgada apuesta de Yannick Noah dejó a Francia al borde de la derrota en la final de la Copa Davis que disputa ante Croacia en el Stade Pierre Mauroy de Lille. El capitán del equipo anfitrión, que defiende la Ensaladera en la última final bajo el formato de toda la vida, prescindió de Lucas Pouille, su hombre más cualificado, y vio cómo los balcánicos salían de la primera jornada con ventaja de dos victorias a cero. Borna Coric venció a Jeremy Chardy, sorprendente relevo de Pouille, por 6-2, 7-5 y 6-4, y Marin Cilic se impuso a Jo-Wilfried Tsonga por 6-3, 7-5 y 6-4. El sábado se disputa el partido de dobles, en el que, en principio, Nicolas Mahut y Pierre Hughes-Herbert se medirán con Ivan Dodig y Mate Pavic.

Coric, uno de los jóvenes más relevantes de la temporada que concluye, completó un magnífico encuentro y no dio opción a Chardy, para desconsuelo del público local. En el mismo escenario donde Francia derrotó en semifinales a España, sobre tierra batida, bajo techo, el conjunto galo apenas pudo plantear oposición a los campeones de 2005. Tsonga, que ha estado ausente de la competición desde febrero hasta el pasado septiembre, y que el martes tuvo que abandonar el entrenamiento, evidenció un estado físico precario y quedó abajo en el marcador después de sufrir una rotura en cada uno de los dos primeros parciales. Ya con 3-2 abajo y al resto, en el tercero, abandonó la cancha para ser atendido.

Disminuido, obligado a actitudes temerarias, Tsonga desaprovechó su quinta bola de breaky quedó definitivamente a merced de su adversario. Con todo, y pese a mostrarse inferior a lo largo de todo el partido, había llegado a disponer de dos oportunidades de set en el segundo parcial. Mucho más en forma después de disputar la pasada semana en Londres la Copa Masters, Cilic se sobrepuso a las escasas adversidades y gobernó el partido con firmeza hasta situar a su país a una victoria de su segunda Copa Davis.

POR